jueves, 10 de abril de 2014

Tarde noche de viento y Cultura...

La noche en vela, entre los mordiscos de insomnes mosquitos, no es suplicio, es gozo con los poemas de Miguel Ángel Rincón Peña y su Máquina quimérica.

Vaya tarde noche la de ayer. A la Fundación Ory se vino el levante para rendirle pleitesía a la poesía y a la música. La poesía de Miguel Ángel Rincón y la música y la voz de Alfonso Baro, Fernando Polavieja y Luis de Manuela, en los teclados Miguel Beltrán Barry. Y en el Teatro de la Tía Norica, Montse Torrent nos cautivó con la soberbia interpretación de Las mil noches de Hortensia Romero. ¡Hagan juego! ¿quién da más?  



1 comentario:

Irene Alcedo dijo...

Tengo ganas de echarle un ojo a ese libro.
Un abrazo enorme, compañero!